Seleccionar página

Cerrajeros autorizados
Cuando el viento entra a nuestra casa puede hacer que las puertas se abran de golpe, lo que puede ocasionar daños a las paredes con las que chocan, es por esto que a continuación te enseñaremos cómo colocar topes a tu puerta.
Los topes son unos objetos que se instalan en las puertas, con el fin de amortiguar el golpe dado cuando la puerta choca contra una pared o contra los muebles. Esto no ayuda solo a evitar daños a las paredes o muebles, sino que también prolonga la vida útil de la puerta o la manilla.
Lo primero, antes de explicarte cómo colocar topes a tu puerta, es que adquieras el tope que instalarás. En el mercado podrás conseguir distintos modelos, elaborados de diferentes materiales. En este caso te explicaremos como instalar un tope metálico, pero el procedimiento es similar para cualquier otro tipo de tope.
Los pasos que debes seguir para colocar un tope a tu puerta son los siguientes:
Marca el punto de fijación del tope, con ayuda de un marcador o un tirro. Debes asegurarte que debajo de este punto no circule ningún tipo de tubería.
Con un taladro, realiza un orificio en el punto de fijación marcado.
Introduce el taco en el interior del orificio realizado, usa un martillo para ayudarte a realizar este paso.
Haz uso de un tirafondo doble, inserta una de las puntas en el tope, enróscalo y la otra punta insértala en el taco.
Si no quieres perforar tu piso puedes optar también por un tope adhesivo que puedes encontrar en el mercado. Para fijar este tipo de topes solo tienes que limpiar la superficie y, una vez te asegures de que esta esté completamente limpia, quita el adhesivo del tope y colócalo en el punto de fijación deseado.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies